sábado, 1 de septiembre de 2018

Alfonso Lambe


Oración para la Beatificación
del Siervo de Dios
Alfonso Lambe



Oh Dios que por tu infinita misericordia inflamaste el corazón de tu Siervo, Alfonso Lambe con un amor ardiente por ti y por Maria, Nuestra Madre; un amor que se reveló en una fe expresada en trabajo, oración y sacrificio intenso por la salvación de las almas, concédenos, si es tu voluntad, que podamos obtener, por su intercesión, lo que no podemos obtener por nuestros propios méritos.
Te lo pedimos por los méritos de Jesús Cristo, Nuestro Señor. Amen

(con aprobación eclesiástica)


Agradecemos envíen la información de algún favor recibido por la intercesión de:Alfonso Lambe
mailto:Concilium@legion-of-mary.ie

El Concilium, Legión of Mary,

Morning Star Avenue,

Brunswick Street,

Dublin 7 Ireland


Alfonso Lambe


El Siervo del Dios, Alfonso Lambe, (conocido como Alfie) nació en Tullamore, Irlanda en las fiestas de San Juan Bautista, el viernes, 24 de junio de 1932, durante el Congreso Eucarístico Internacional en Dublín. Como San Juan él fue un precursor - el precursor de la Legión de Maria, que el Papa Paulo VI describió como "el movimiento más grande que se ha establecido para el bien de las almas desde la era de las grandes órdenes religiosas". Después de pasar un período de su juventud en el noviciado de los hermanos cristianos irlandeses, él tuvo que dejarlo debido a su delicada salud, él encontró su vocación en la Legión de Maria, y fue designado Enviado en 1953. Con su aprobación, él se fue para Bogotá, Colombia en las fiestas de Nuestra Señora del Monte Carmelo (el 16 de julio). Por casi seis años trabajó en promover la Legión de Maria en Colombia, Argentina, Ecuador, Uruguay y el Brasil. Después de una enfermedad corta pero grave, murió en Buenos Aires en las fiestas de Santa Inés el 21 de enero de 1959.

Dios le había concedido grandes dotes naturales, una personalidad que atrajo almas al servicio y al amor del Dios, un entusiasmo contagioso, y una facilidad para aprender los idiomas, que le permitieron lograr rápidamente fluidez en español y en portugués.

Durante su estadía en América del sur él fundó una gran cantidad de ramas de la Legión de Maria, y entrenó a una gran cantidad de apóstoles en la Legión. Su devoción a Maria fue excepcional, y en sus contactos con los legionarios les explicaba e impulsaba la práctica de
la Verdadera Devoción a Nuestra Señora.

Lo enterraron en el mausoleo de los hermanos cristianos irlandeses, en el cementerio de la Recoleta, en Buenos Aires.

3 comentarios:

Mario dijo...

queridos hermanos
Les escribo desde Argentina, so legionario desde hace muy poco tiempo, y es hermoso, espero seguir en contacto con ustedes.

Mario desde Mendoza Argentina

Tere dijo...

Gracias hermano Mario por escribirnos. Si realmente es un priveliegio pertenecer a la Legión de María y participar de tantas gracias que Nuestra Señora nos regala en cada instante.

Mario dijo...

Gracias Tere por tu saludo. Bendiciones.