viernes, 14 de junio de 2024

Reuniones Senatus Inmaculada de Medelin, junio 2024




 

Cita del Dia

Cita del Día

Incluso en la escuela de María, la servidumbre a Jesús, significa servicio, antes que a uno mismo. En efecto, en cuanto el Arcángel Gabriel, la abandonó después de la Anunciación, María, no se cruzó de brazos complacida, regodeándose en su recién investida dignidad de Madre de Dios, sino que se apresuró a ayudar a su prima Isabel, que estaba encinta a su avanzada edad.

Así también, en las bodas de Caná de Galilea, mientras los demás disfrutaban de la comida festiva, María, vió las tinajas de vino vacías y "provocó" el primer milagro de Jesús. Para María, por tanto, ser esclava del Señor, significaba salir al encuentro de las necesidades de los demás, y sigue haciéndolo aún hoy desde su trono en el cielo.

Ella nos enseña a no agobiarnos con nuestros títulos y logros, a no envanecernos con lo que pensamos de nosotros mismos o con lo que los demás dicen de nosotros, sino a poner con alegría nuestro tiempo y nuestros talentos al servicio de Dios y del prójimo.

Para Reflexionar junio 2024

  Imprimir Archivo pdf: Para Reflexionar todos




El Santo Rosario ilustrado


El Santo Rosario

Es una plegaria Cristocéntrica porque se contempla la vida de Jesús mientras se oran las Aves Marías. Al iniciar se hace la Señal de la Cruz, se reza el Credo, luego se entona la lectura de cada Misterio y entre cada uno de ellos se ora 1 Padre Nuestro, 10 Aves María y 1 Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Al concluir se reza La Salve, las 3 Aves Marías intercalando la jaculatoria: Oh María Concebida sin pecado Rogad por nosotros que recurrimos a vos y un Padre Nuestro por las intenciones del Papa Francisco
Misterios Gozosos
Lunes y sábados

1er: LA ENCARNACIÓN

El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: "¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo". (Lc. 1,28)




2do: VISITACIÓN

Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, 1:42 exclamó: "¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! (Lc. 1,41-42)



3°ro: EL NACIMIENTO DE JESÚS

y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en
pañales y
lo acostó en un pesebre, porque no había lugar
para ellos en el
albergue. (Jn. 2, 7)


4°to: LA PRESENTACIÓN EN EL TEMPLO

Cuando llegó el día fijado por la Ley de Moisés para la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor.(Lc.2, 22)





5°to: EL NIÑO PERDIDO Y HALLADO EN EL TEMPLO
Al tercer día, lo hallaron en el Templo en medio de los doctores de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. (Lc. 2,46)

Misterios Luminosos
Jueves

1°ro: BAUTISMO DE JESÚS
Y se oyó una voz del cielo que decía: "Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección". (Mt. 3,17)


2°do: REVELACIÓN DE JESÚS
EN LAS BODAS DE CANÁ

2:11 Este fue el primero de los signos de Jesús, y lo hizo en Caná de Galilea. Así manifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él. (Jn.2,11)

3°ro: EL ANUNCIO DEL REINO DE DIOS
"El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia". (Mc.1, 15)

4°to: LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

Desde la nube se oyó entonces una voz que decía: "Este es mi Hijo, el Elegido, escúchenlo". (Lc. 9, 35)





5°to: LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA

Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, él, que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin. (Jn 13,1)


Misterios Dolorosos
Martes y Viernes

1°ro: LA ORACIÓN EN EL HUERTO


En medio de la angustia, él oraba más intensamente, y su sudor era como gotas de sangre que corrían hasta el suelo. (Lc.22, 44)



2°do: LA FLAGELACIÓN


Pilatos mandó entonces azotar a Jesús.
(Jn.19, 1)

3°ro: CORONACIÓN DE ESPINAS
Luego tejieron una corona de espinas y la colocaron
sobre su cabeza, pusieron una caña en su mano derecha y,
doblando la rodilla delante de él, se burlaban, diciendo:
"Salud, rey de los judíos".
(Mt. 27,29)


4°to: JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS
Jesús, cargando sobre sí la cruz, salió
de la ciudad para dirigirse al lugar llamado "del Cráneo",
en hebreo, "Gólgota". (Jn.19, 17)


5°to: LA CRUCIFIXIÓN Y MUERTE
Jesús, con un grito, exclamó: "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu".
Y diciendo esto, expiró. (Lc. 23, 46)




Misterios Gloriosos MIERCOLES Y DOMINGO
1°ro: LA RESURRECCIÓN
Pero él les dijo: "No teman. Ustedes buscan a Jesús de Nazaret, el
Crucificado. Ha resucitado, no está aquí. Miren el lugar donde lo habían puesto. (Mc. 16, 19)


2°do: LA ASCENSIÓN
Después de decirles esto, el Señor Jesús fue llevado al cielo y está sentado a la derecha de Dios.

3°ro: LA VENIDA DEL ESPIRITU SANTO
Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en distintas lenguas, según el Espíritu les permitía expresarse. (Hch. de los Ap. 2, 4)


4°to: LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA
Y apareció en el cielo un gran signo: una Mujer revestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en su cabeza. (Ap. 12,1)


5°to: LA CORONACIÓN DE MARÍA SANTÍSIMA
 
Al verla, todos a una, la elogiaron y le dijeron: "¡Tú eres la gloria de Jerusalén, tú el gran orgullo de Israel, tú el insigne honor de nuestra raza! (Judith 15, 9)

Apareció en el cielo una gran señal: una mujer envuelta en el sol como en un vestido, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en la cabeza. (Ap 12,1)

ALEGORÍAS del ROSARIO

¿QUE ES EL ROSARIO?


 I.—Una CADENA misteriosa, formada con es­labones de confianza, que nos une indisolu­blemente al Corazón de la Madre de Dios y de los hombres.


II.—GUIRNALDA de fragantes rosas, obsequio de nuestro afecto sincero a la doncella siempre Virgen.


III.—COLLAR de perlas valiosísimas, engastadas por el cariño de los hijos en el pecho de su MADRE, como prenda de amor
reco­nocido.


IV.—MANOJO de pétalos olorosos, desprendi­dos del Corazón purísimo de MARÍA para desinfectar las morbideces del «fango he­cho hombre».



V.—ANZUELO providente para sacar a las al­mas pecadoras de las profundidades del abismo de la culpa.


VI.—ACUEDUCTO de salvación, por donde nos vienen las gracias del cielo que fluyen del Corazón de nuestra Madre y Señora para refrigerar los incentivos del pecado.


VII.—FLAGELO de la justicia de Dios, para hu­millar al enemigo de las almas y arrebatar de sus garras a las víctimas de la desespe­ración.


VIII.—LLAVE de oro que infaliblemente nos abre las puertas del Corazón de MARÍA, san­tuario donde moró la DIVINIDAD.


IX.—IMÁN poderosísimo que atrae a las almas desorientadas por los halagos del mundo y las pasiones hacia el Corazón Inmacu­lado de MARÍA.


XI.—ARCHIPIÉLAGO de islas de paz y ventura donde reposa y descansa el hombre pere­grino de la vida y de sus miserias, porque ha encontrado allí
«las primicias de la ale­gría».


XI.—ARCHIPIÉLAGO de la VIDA, que produ­ce frutos sazonados y abundantes de sal­vación en cosecha ininterrumpida.


XII.—ARPA salterial de MARÍA, donde resuenan los cánticos y alabanzas a LA MADRE de parte de sus hijos en sucesión perenne de melodías dulcísimas.


XIII.—TERMÓMETRO fidelísimo que señala el ar­dor y celo de nuestro amor y veneración a la MADRE y VIRGEN siempre fiel.


XIV.—VÍA LÁCTEA de rutilantes estrellas que ilu­mina el camino de la santidad e indica la ruta luminosa que conduce a la PATRIA.


XV.—MAROMA potentísima que amarra la frá­gil barquilla de nuestra existencia a los brazos seguros y amorosos de nuestra MADRE.



XVI.—RIENDAS suavísimas de MARÍA, que con­ducen con dulzura y eficacia a los hijos fieles para que no los extravíen las pa­siones desbocadas de nuestras
vidas locas.


XVII.—CREMALLERA de santificación, para unir apretadamente las almas al seno inmacula­do de la MADRE del Amor Hermoso y de la Santa Esperanza.


XVIII.—TORRE ALMENADA de paz y de defensa, refugio seguro de las almas fieles contra las asechanzas del demonio, del mundo y de la carne.


XIX.—VOLANTE de dirección, para conducir con seguridad y sin tropiezo hasta las mansio­nes de la Patria eterna.


XX.—ALJABA de innumerables flechas, temibles para el enemigo, que proporciona al que las lleva la seguridad de su invencibilidad en la batalla.


XXI.—RED de finísimas mallas, donde quedan prendidos para su salvación los pobres pe­cadores, víctimas de todas las tormentas y resacas de la vida.


XXII.—ROSAL florido y hermoso, cuyos pétalos embalsaman la atmósfera de este destierro hasta convertirlo en antesala del paraíso.


XXIII.—GIRASOL esplendoroso y benéfico, que marca y señala la dirección del Sol de la GRACIA, CRISTO JESÚS, para disfrutar de sus rayos protectores y santificantes.


XXIV.—GRÚA de eficacia poderosa para trasladar las misericordias de DIOS hasta las nece­sidades e indigencias del corazón humano.

 

XXV.—ANILLO de múltiples irisaciones, que anuda nuestro desposorio con la verdadera devo­ción a la Madre de toda MISERICORDIA.


XXVI.—PULSERA inmaculada, que señala y cuenta las pulsaciones de nuestro fervoroso reco­nocimiento y gratitud a la Virgen sin man­cilla.


XXVII.—SARTAL de cuentas para valorar los latidos de nuestro amor agradecido a la REINA que roba los corazones.


XXVIII.—ESCALERA de múltiples peldaños, formada por los brazos de MARÍA, que nos eleva pronto y rápidamente hasta el PARAÍSO de DIOS.


XXIX.—SALVAVIDAS segurísimo de la salud eter­na, por el que flotan y hallan la salvación tantos náufragos del proceloso mar de la existencia humana.


XXX.—ANCORA dé salvación para el pecador an­gustiado que nos sujeta en las horas amargas al Corazón fidelísimo de la Madre Buena.


XXXI.—ESTRIBO de la misericordia de MARÍA, en el que se apoyan hasta saltar a la Vida bienaventurada los pobres pecadores des­esperados.


XXXII.—POLEA potentísima con que suben hasta la máxima perfección las almas tibias, débiles y enfermas.


XXXIII.—LAMPARA votiva que en la presencia de Dios ofrece continuamente sus destellos de alabanza y gloria en nombre de todas las criaturas.


XXXIV.—SURTIDOR maravilloso que derrama en llu­via benéfica todas las gracias que se esca­pan de las manos benditas de la TESORE­RA de los tesoros de Dios.


XXXV.—LÁTIGO torturador para Satanás y sus se­cuaces, en manos de los siervos fieles y humildes de la ESCLAVA.


XXXVI.—ASCENSOR continuo y seguro de nuestras aspiraciones a la Patria y al TRONO de la Santísima Trinidad.


XXXVII.—ARCO IRIS de prometedoras esperanzas, que anuncia nuestra reconciliación con el Padre, y está formado por los dones del ESPÍRITU SANTO, su Esposo.


XXXVIII.—NORIA de innumerables arcaduces, para sacar el agua de las gracias y bendiciones del piélago de la Inmensidad de Dios.


XXXIX.—RODAMIENTO de bolas saludables en mo­vimiento continuo, para conseguir la feli­cidad de los hijos del dolor y del destierro.

XL.—PALMERA airosa del desierto de la vida, que cobija bajo la sombra bienhechora a los pobres peregrinos desorientados.



XLI.—CINGULO de pureza y santidad, que nos une indisolublemente a la Madre del AMOR : HERMOSO y CASTO.



V XLII.—LIBRO misterioso donde DIOS tiene escritos a los predestinados a su Gloria y a la má­xima santidad.


XLIII.—REFLECTOR para irradiar y calentar a las almas tibias, en especial a las que se ol­vidan de sus deberes de consagración a DIOS.


XLIV.—HONDA eficacísima en manos de MARÍA para derribar a los GOLIAT del pecado y perseguidores más sutiles de la Iglesia.


XLV.—RULETA de sorpresas infinitas para alegrar el corazón de los humanos con toda suer­te de obsequios y regalos de su corazón maternal.


V XLVI.—DIADEMA de gemas preciosas para coro­nar a MARÍA como Omnipotencia suplican­te y dispensadora de todas las gracias.


XLVI I.—HALO de santidad que refulge y destella la BENIGNIDAD de MARÍA y nos hace agradables a Dios con sus resplandores.


XLVIII.—TALISMÁN que conjura las asechanzas y sortilegios del enemigo infernal en su lucha por la perdición de las almas.


XLIX.—BROCHE de gratitud y fidelidad que en­garza incesantemente nuestros dedos en la segura confianza que nos da nuestra MA­DRE en la hora postrera.


L.—CORONA de GLORIA que colocamos agradecidos y confiados en las sienes de nues­tra bendita MADRE, como REINA del UNI­VERSO y EMPERATRIZ de cielos y tierra


Obsequio a María
EL SANTO ROSARIO 
Anselmo del Álamo SCH.P.
(Pags. 17 -21)

Bienvenidos



Somos una asociación de laicos católicos que sirve a la Iglesia en forma voluntaria en casi todas las Diócesis del mundo.

ORACIONES AL EMPEZAR
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amen
V. Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos la llama de tu amor.
Envía, Señor, tu Espíritu y todo será creado.
R. Y renovarás la faz de la tierra.

OREMOS: Oh Dios Padre nuestro, derrama los dones de tu Espíritu sobre el mundo: enviaste El Espíritu a tu Iglesia para iniciar la enseñanza del evangelio; que sea ahora tu Espíritu el que continúe trabajando en el mundo a través de los corazones de todos los que creen en ti. Por Cristo Nuestro Señor, Amén.

V. Señor, abre mis labios.
R. Y mi boca proclamará tu alabanza.
V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.
V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Se reza el Santo Rosario y la Salve

V. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo.

OREMOS:
Oh, Dios, cuyo Hijo Unigénito nos obtuvo la salvación eterna por medio de su vida, muerte y resurrección; concédenos, a quienes meditamos estos misterios en el rosario de la bienaventurada Virgen María, imitar lo que enseñan y alcanzar lo que prometen Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

V Sacratísimo Corazón de Jesús.
R. Ten piedad de nosotros.
V. Inmaculado Corazón de María
R. Ruega por nosotros.
V San José.
R. Ruega por nosotros
V. San Juan Evangelista.
R . Ruega por nosotros.
V. San Luís María de Montfort.
R. Ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

CATENA LEGIONIS(Se dirá a mitad de la ¡unta. Todo legionario debe rezarla diariamente).

Antífona. ¿Quién es Ésta que va subiendo cual aurora naciente, bella como la luna, brillante como el sol, terrible como un ejército formado en batalla?

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí; su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo; dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos Amén.

Antífona. ¿Quién es Ésta que va subiendo cual aurora naciente, bella como la luna, brillante como el sol, terrible como un ejército formado en batalla?

V. Oh María, sin pecado concebida.
R. Ruega por nosotros que recurrimos a Ti

OREMOS: Oh, Señor Jesucristo, medianero nuestro delante del Padre, que constituiste a la Santísima Virgen, Tu Madre, madre nuestra Y medianera ante Ti, haz que cuantos a Ti
acudieren para pedirte beneficios se gocen de haberlo conseguido todo por Ella. Amén.
ORACIONES FINALES
(Que se debe rezar al concluir la junta).

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Am é n.

Bajo tu protección nos acogemos, Santa Madre de Dios; no desoigas las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos siempre de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita.

V. María Inmaculada, medianera de todas las gracias. (o la invocación propia del praesidium)
R. Ruega por nosotros.
V. San Miguel, San Gabriel y San Rafael.
R. Rogad por nosotros.
V. Todas las Potestades del cielo, Legión angélica de María.
R. Rogad por nosotros.
V. San Juan Bautista.
R. Ruega por nosotros.
V. Santos Pedro y Pablo.
R. Rogad por nosotros.

ORACIONES FINALES

Señor, concédenos a cuantos servimos bajo el estandarte de María, la plenitud de fe en Ti y confianza en Ella : a las que se ha concedido la conquista del mundo.
Concédenos una fe viva, que, animada por la caridad, nos habilite para realizar todas nuestras acciones por puro amor a Ti, y a verte y servirte en nuestro prójimo; una fe firme e inconmovible como una roca, por la cual estemos tranquilos y seguros en las cruces, afanes y desengaños de la vida; una fe valerosa, que nos inspire comenzar y llevar a cabo sin vacilación, grandes empresas por tu gloria y por la salvación de las almas; una fe que sea la Columna de Fuego de nuestra Legión, que hasta el fin nos lleve unidos, que encienda en todas partes el fuego de tu amor, que ilumine a aquellos que están en oscuridad y sombra de muerte, que inflame a los tibios, que resucite a los muertos por el pecado; y que guíe nuestros pasos por el Camino de la Paz , para que, terminada la lucha de la vida, nuestra Legión se reúna sin pérdida alguna en el reino de tu amor y gloria. Amén.

V. Las almas de nuestros legionarios, y las almas de todos los fieles difuntos. Descansen en paz por la misericordia de Dios. Amén.

(El sacerdote presente dá luego la bendición, si no hay sacerdote):
En el nombre del Padre y del Hijo y del Esp í ritu Santo. Amén.

Aprobación Eclesiástica: Monseñor Jorge Aníbal Rojas Bustamante.
Canciller Arqudiocesano.
Arquidiócesis de Medellín.

Juan Pablo II Saludo a la Legión de María
"Os saludo cordialmente, hermanos y hermanas de la Legión de María... sois un movimiento de Laicos que se propone ...conseguir la santificación personal ... a ser en el mundo, con el fulgor de la , de la esperanza, y de la caridad, lo que es el Alma en el Cuerpo"...
"Instrumento eficaz y extraordinario para la edificación y expansión del Reino de Dios"

Hola, espero que disfruten del contenido de este blog. Saludos

Manual Oficial de la Legión de María (Capítulo, Numeral, Consecutivo)



Manual doble pagina 2014

Manual

de la

Legión de María

Formato  p.d.f.

(Capítulo, Numeral 

Consecutivo

pdf)